Disponible vacunación contra la influenza en instalaciones de Salud del Ministerio y Policlínicas de la Caja del Seguro Social

0
236

A partir del 21 de abril inició la vacunación ampliada contra la influenza en Panamá.  La nueva vacuna brindará protección contra dos cepas del virus de Influenza A y dos cepas del virus de Influenza B, a diferencia del año pasado que la vacunación fue trivalente, ofreciendo vacunación contra 3 virus circulantes en vez de cuatro.

Datos del Ministerio de Salud reportan que durante el 2016 se logró romper el record de vacunación que existía hasta el momento, alcanzando a un 64% de la población panameña, lo cual resulta particularmente importante pues la vacunación es la mejor manera de prevenir la influenza, una enfermedad viral respiratoria fácilmente contagiosa de persona a persona que crea epidemias cada año.

De hecho, la influenza genera más de tres millones de casos graves y alrededor de 500.000 muertes cada año en el mundo, es decir, afecta aproximadamente al 10% de la población adulta y hasta al 30% de la población infantil.

Como los virus de la influenza mutan continuamente, dando origen a la circulación de distintas cepas, las vacunas deben adaptarse a estos cambios y las personas deben recibir cada año una dosis actualizada de vacuna contra la influenza.  Por esta razón, a pesar de que las vacunas trivalentes contra la influenza que se han aplicado en años anteriores han sido muy eficaces, este año se han documentado la circulación de 2 tipos de virus de Influenza tipo B que la nueva vacuna tetravalente estará cubriendo, pues fue diseñada para proteger a niños y adultos contra cuatro cepas  del virus: 2  del  tipo  A y 2 del tipo B .

La Dra. Lorena Gonzalez, Gerente Médica para Centroamérica de Sanofi Pasteur, laboratorio fabricante de la vacuna, indicó que la efectividad de la misma depende principalmente de la coincidencia entre las cepas que ésta contiene y los virus que circulan durante la temporada invernal y añadió que la vacuna es la forma más eficaz y segura de prevenir la enfermedad y de disminuir las complicaciones, las hospitalizaciones y las muertes por influenza.

De hecho, un estudio realizado en Estados Unidos mostró que la vacuna contra la influenza redujo un 74% el riesgo de admisión de niños en terapia intensiva entre los años 2012 y 2014.  Adicionalmente, otro estudio publicado durante el 2016 por el Centro de Control y Prevención de Enfermedades mostró que las personas de 50 años de edad en adelante, que recibieron una vacuna contra la gripe, redujeron el riesgo de hospitalización de la gripe en un 57%.

La vacuna tetravalente está indicada a partir de los 6 meses de edad y, especialmente, para quienes tienen mayor riesgo de complicaciones y muerte. Entre las personas con alto riesgo figuran los niños menores de 5 años de edad y adultos mayores de 65 años; embarazadas; obesos; personas inmunocomprometidas (defensas bajas); pacientes con enfermedades crónicas (por ejemplo, asma, diabetes, patologías cardiovasculares, pulmonares, renales); y personal de salud.

Solamente está contraindicada en infantes menores de 6 meses y en quienes padecen una alergia grave al huevo o a algunos de los componentes de la vacuna. Sus efectos adversos son menores y muy leves (dolor y enrojecimiento en el sitio de inyección, fiebre o fatiga pasajera, dolor muscular o de cabeza). En menos de uno por cada mil vacunados, se pueden presentar reacciones alérgicas leves a moderadas y las reacciones anafilácticas (reacciones severas) son extremadamente raros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here