Estudiantes panameños definen cómo quieren la universidad del futuro

0
2289

Se estima que el 25.9 por ciento de la población mundial corresponde a la generación Z, es decir a los jóvenes nacidos entre 1995 y 2015 quienes cuentan con marcadas características diferenciadoras que los convierten en objetos de estudios para diversas ciencias, entre ellas la educación.

Atendiendo a sus requerimientos y con el propósito de brindarles opciones educativas que realmente se adapten a sus necesidades, la Universidad del Istmo, realizó el concurso FUTURE_ED Challenge, en donde se inscribieron 16 equipos de 7 colegios, disputando seis equipos la final conformados por alumnos y tutores del Instituto Episcopal San Cristóbal, Instituto Panamericano y del Instituto Nacional Panamá el cual se consagró ganador.

En este encuentro, los jóvenes estudiantes en compañía de sus docentes presentaron proyectos en donde explicaron que la universidad del futuro debe ser un espacio donde prevalezcan las artes, con horarios más cortos, sin tareas, con mayores actividades curriculares y con aulas donde prevalezca la tecnología

A propósito de esta importante iniciativa, la Rectora de la Universidad del Istmo, Adriana Angarita explica que: “queremos incluir la visión de estos jóvenes estudiantes a la experiencia que hemos desarrollado en diversas áreas del conocimiento, para así contar con una universidad que innove en sus modelos curriculares, pero sin dejar a un lado la competitividad y la pertinencia que exige el mercado laboral actual. En nuestra universidad realmente creemos que los jóvenes tienen mucho que aportarnos y les incluiremos en cada paso de nuestro andar, porque es tan importante la demanda laboral como la demanda aspiracional que tiene estos chicos, y esta unión es necesaria si como país pretendemos avanzar con un recurso humano suficiente y comprometido para el futuro de Panamá”

Evaluación integral por la excelencia

Los tres equipos ganadores de FUTURE_ED fueron evaluados bajo los pilares de innovación, creatividad, viabilidad del proyecto, utilización de medios audiovisuales y facilidad de oratoria.

El jurado calificador estuvo conformado por tres expertos en las áreas de innovación, viabilidad de proyectos y oratoria.

Alejandro Carbonell, CEO e Tutorez.com y miembro del panel de expertos, destacó la relevancia FUTURE_ED en el camino para mejorar la calidad académica en el país. “El mundo cambia muy rápido y la educación ha quedado igual, la única manera de saber qué y cómo debemos enseñar el día de mañana es preguntándole a los jóvenes de hoy. Este concurso rompe barreras y les da la oportunidad a los jóvenes de por primera vez tener una voz en lo que ellos realmente quieren y necesitan en la educación”.

Por su parte, el consultor empresarial especialista en temas de inclusión, René Quevedo resaltó la importancia de conocer las formas a través de las cuales los jóvenes adquieren conocimientos. “los patrones de asimilación del aprendizaje han cambiado, son diferentes a los de las generaciones anteriores. Es vital incorporar estos códigos a la arquitectura formativa para la transmisión de conocimientos, habilidades y competencias.”

“La juventud actual, como parte de la generación con mayor acceso información en la historia, debe poder visibilizar su valor en la sociedad, no por el momento en la historia donde nacieron, sino por la capacidad única que tienen de agregar valor. Forman parte del 50% de la población mundial que tiene menos de 27 años y son considerados centrales para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Deben estar convencidos en su capacidad de transformar comunidades y crear los cambios que deseen. Para lo anterior el primer paso es prepararse ya que de lo contrario las capacidades serán limitadas. No podemos exigir una juventud activa, sin

antes saber que está preparada” aportó Hugo Wood presidente de la Asociación de Debates de Panamá.

Con FUTURE_ED Challenge, la Universidad del Istmo, reitera su compromiso con el país. “Queremos que la universidad sea una institución con vida permanente y apertura para debatir y definir la senda que debemos transitar para lograr que tanto la calidad de vida, de la educación y los índices de competitividad de Panamá vayan en aumento”, finalizó la Rectora Angarita.