La obesidad un riesgo latente para desarrollar enfermedades cardiovasculares

0
548

La obesidad es una enfermedad causada por factores genéticos, hormonales, nutricionales, psicológicos y socioculturales que consiste en la acumulación excesiva de grasa en el cuerpo y que puede ser tratada de manera oportuna a través de una atención multidisciplinaria. Esta enfermedad crónica puede derivar, entre otras, en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

Recientemente el Ministerio de Salud (Minsa) y la Caja de Seguro social (CSS), revelaron que a través del censo de salud de este año, se logró abordar a unas 270,000 personas, entre aseguradas y no aseguradas, donde los diagnósticos más comunes fueron: hipertensión arterial (36%), diabetes mellitus (14%), hiperlipidemias (38%) y con el más alto porcentaje se situó la obesidad y sobrepeso con un (43%).

Es importante destacar que a raíz de la obesidad se pueden desarrollar patologías como la cardiopatía coronaria (Infarto miocardio), insuficiencia cardíaca, enfermedades cerebrovasculares, miocardiopatía y enfermedad.

La obesidad mórbida constituye un grado extremo de exceso de peso, con un IMC superior a 35-40. Es una enfermedad crónica que hace que la persona sufra de una calidad de vida deficiente y tenga un riesgo elevado de sufrir complicaciones severas, especialmente cardiovasculares, respiratorias y metabólicas que comprometen su esperanza de vida.

De acuerdo al cardiólogo Alfaro Marchena, es importante enfatizar que el desarrollo de enfermedades como la obesidad, hipertensión y la presencia de enfermedades cardiovasculares amerita cambios en nuestro estilo de vida y el desarrollo de nuevos casos dependerá de cuanto esfuerzo se haga en la prevención, enfatizó.

La atención en el tratamiento de las enfermedades conexas a la obesidad como la diabetes, la hipertensión, entre otras; representan un gasto mayor para el Estado y en algunos casos, ninguna dieta, ejercicio o modificación del estilo de vida puede ayudar significativamente a la reducción de peso.

En estos casos médicos se recomienda la realización de una Cirugía Bariátrica, un procedimiento quirúrgico que permite modificar la anatomía del sistema digestivo para restringir el consumo alimenticio, permitiendo al paciente bajar de peso de manera sostenida, resolviendo o mejorando las comorbilidades asociadas a la obesidad mórbida. La Cirugía Bariátrica es el tratamiento de elección más adecuado para pacientes con obesidad mórbida que no han logrado éxito en la pérdida de peso con otros tratamientos y está indicada a personas cuyo índice de Masa Corporal (IMC)> es mayor a 40

La evolución del paciente que se somete a la Cirugía Bariátrica es positiva, ya que este tratamiento mejora o elimina la presencia del colesterol elevado, la presión arterial elevada, la apnea del sueño (dificultades respiratorias durante el sueño), la hipertensión, la diabetes tipo 2, enfermedad cardiovascular, enfermedad endocrinológica y eleva la autoestima del paciente.