Se realiza firma de acuerdo con Canadá para capacitación del personal técnico

0
571

Con la finalidad de capacitar al personal técnico del registro panameño e intercambiar conocimientos sobre la implementación de legislaciones marítimas que reglamentan los Convenios Internacionales bajo el marco de Cooperación Técnica entre administraciones marítimas, el Registro Internacional de Buques de Panamá, llevó a cabo la firma de un acuerdo con Canadá, específicamente con la Agencia de Transporte.

La capacitación del capital humano, es sumamente importante, ya que es el principal activo con el que cuenta la marina mercante panameña, es la carta de presentación ante nuestros clientes y ellos esperan de nosotros, los más altos estándares de calidad, aspecto sumamente importante como país líder mundial en abanderamientos de naves.

Producto de este acuerdo y considerando, que a partir del 8 de septiembre del presente año, entra en vigor el Convenio Internacional para el Control y la Gestión del Agua de Lastre y los Sedimentos de los Buques, 2004, (BWM, por sus siglas en inglés), el personal técnico panameño, podrá capacitarse y nutrirse, del conocimiento y la experiencias adquirida por parte de la administración marítima canadiense, quienes llevan más de una década de implementar medidas eficientes para la gestión del agua de lastre.

El encargado de impartir las capacitaciones durante un lapso de 6 meses, cuando la administración marítima panameña, considere solicitar sus servicios, será el Director de los Servicios Técnicos de Seguridad Marítima y Seguridad de Transporte de Canadá, Chris Wiley, quien a su vez, fungió como Presidente del Grupo de Examen del Convenio sobre la Gestión del Agua de Lastre 2004, del Comité de Protección del Medio Marino (MEPC, por sus siglas en inglés) de la Organización Marítima Internacional  (OMI).

El Convenio Internacional para el Control y la Gestión del Agua de Lastre y los Sedimentos de los Buques, 2004, busca prevenir la descarga no controlada del agua de lastre y los sedimentos de los buques, ya que estas descargas han ocasionado la transferencia de organismos acuáticos perjudiciales y agentes patógenos que han causado daño a la salud de los seres humanos y al medio marino.