Sólo el 11 por ciento de las empresas globales reportan estar preparadas para construir la organización del futuro

0
260

Impulsada por la actual revolución digital y por fuerzas demográficas, políticas y sociales, casi el 90% de RRHH y de los líderes de negocios califican el construir la organización del futuro como su máxima prioridad. En su Informe de Tendencias Globales de Capital Humano para el 2017,Reescribiendo las reglas para la era digital“, Deloitte emite una llamada a la acción para que las empresas reconsideren completamente sus estrategias de estructura organizacional, talento y RRHH, para no quedarse atrás con la disrupción digital.

“Los avances tecnológicos han impactado la manera en que las empresas gestionan el talento de muchas maneras. Los equipos de RRHH deben evolucionar e implementar nuevas herramientas y softwares que aporten valor a la organización, ya sea en la obtención de información relevante para la toma de decisiones de talento o en plataformas de capacitación que permitan a los colaboradores vivir experiencias de aprendizaje innovadoras que realmente generen un impacto en su desempeño”, dijo Jessika Malek, Socia de Consultoría en Capital Humano de Deloitte.

Con más de 10.000 líderes de RRHH y negocios en 140 países dando su opinión, esta es la encuesta de Tendencias Globales de Capital Humano más grande y extensa que ha hecho Deloitte hasta la fecha. El estudio distintivo, ya en su quinto año, revela que los líderes recurren a nuevos modelos de organización, que ponen de relieve la naturaleza tipo red del mundo del trabajo de hoy en día. Sin embargo, debido a que a menudo la productividad de los negocios es incapaz de mantener el ritmo del progreso tecnológico, Deloitte halló que RRHH está luchando para mantenerse al día, con sólo el 38 por ciento de los profesionales de RRHH calificando sus capacidades como “buenas” o “excelentes”.

El construir la organización del futuro exige un enfoque de equipo y centrado en el talento

A medida que la fuerza laboral evoluciona, las organizaciones se están centrando en redes de equipos; y reclutar y desarrollar a la gente correcta es más importante que nunca. Los encuestados señalan la adquisición de talento como uno de los mayores problemas a los que se enfrentan las organizaciones, con 81 por ciento de las empresas mencionándolo como “muy importante” o “importante”.

Sin embargo, mientras que Deloitte halló que las tecnologías cognoscitivas han ayudado a los líderes a mover la adquisición de talento al mundo digital, sólo el 22 por ciento de los encuestados describen a sus empresas como “excelentes” en construir una experiencia del empleado diferenciada, una vez que el talento ya ha sido adquirido. De hecho, la brecha entre la importancia de la adquisición de talento y la capacidad de satisfacer la demanda aumentó en 14 puntos porcentuales en el último año.

Según Jessika Malek, “los cambios demográficos que viven las organizaciones actualmente, han traído un nuevo significado a la palabra carrera y crecimiento. Las nuevas generaciones buscan una organización que les brinde oportunidades de crecimiento y de desarrollo de nuevas habilidades. Ya no podemos percibir el crecimiento y la carrera como una instancia vertical basada únicamente en ascensos, sino más bien de crecimiento horizontal, donde se le permita a los colaboradores tener experiencias de aprendizaje junto con sus equipos de trabajo”.

Es fundamental adoptar un enfoque integrado para la construcción de la experiencia del empleado, con una parte grande de esta centrada en “carreras y aprendizaje”, lo que subió al segundo lugar en las listas de prioridades de RRHH y de los líderes de negocios, con el 83 por ciento de los encuestados calificándolo como “importante” o “muy importante”. Deloitte halló que a medida que las organizaciones se deshacen de sistemas anticuados heredados y desmantelan las jerarquías del ayer, es importante dar más importancia a implementar experiencias de aprendizaje interactivas para desarrollar líderes que puedan prosperar en el mundo digital de hoy y satisfacer las diversas necesidades de la fuerza laboral.

La importancia del liderazgo como motor de la experiencia del empleado sigue siendo fuerte, ya que el porcentaje de empresas con programas vivenciales para líderes aumentó casi 20 puntos porcentuales de 47 por ciento en el 2015 a 64 por ciento este año. A pesar de esto, Deloitte considera que todavía hay una necesidad crucial, de líderes más fuertes y de diferentes tipos, particularmente debido a que el mundo de los negocios de hoy en día está pidiendo a aquellos que demuestran capacidades digitales y más ágiles.

Las organizaciones deben capitalizar en RRHH digitales para una fuerza laboral del siglo XXI

A medida que las organizaciones se tornan más digitales, los líderes deberían considerar tecnologías disruptivas para cada aspecto de sus necesidades de capital humano. Deloitte halló que 56 por ciento de las empresas están rediseñando sus programas de recursos humanos para aprovechar las herramientas digitales y móviles, y que 33 por ciento ya están utilizando algún tipo de aplicaciones de inteligencia artificial (IA) para ofrecer soluciones de recursos humanos.

Deloitte encontró que la función de RRHH está en medio de un cambio de identidad de gran alcance. Para posicionarse efectivamente como un asesor de negocios clave para la organización, es importante para RRHH enfocarse en la eficiencia de la entrega del servicio y la excelencia de los programas de talento, así como en el diseño completo del trabajo, desde una óptica digital.

Las organizaciones deben entender mejor a sus empleados y cómo sus empleos están siendo reinventados

Las tendencias en el informe de este año muestran signos de reinvención en todos los frentes, incluyendo en los trabajos mismos. Las organizaciones deberían buscar talento externo, robótica, herramientas cognoscitivas y sistemas de AI, que van a ser la «nueva, aumentada, fuerza laboral.” Este año, 41 por ciento de los encuestados informó haber implementado completamente o haber hecho progreso significativo en la adopción de tecnologías cognoscitivas y de IA dentro de su fuerza laboral. Sin embargo, sólo el 15 por ciento de los ejecutivos globales reportan que están listos para gestionar una fuerza laboral con personas, robots e IA trabajando juntos: el nivel más bajo de preparación para una tendencia de cinco años de la encuesta de Tendencias Globales de Capital Humano.

Mientras que muchos puestos de trabajo están siendo reinventados mediante la tecnología y algunas tareas están siendo automatizadas, la investigación de Deloitte muestra que los aspectos esencialmente humanos del trabajo, tales como la empatía, la comunicación y la resolución de problemas, están volviéndose más importantes que nunca.

Este cambio no sólo está impulsando un mayor enfoque en adquirir destrezas nuevas, sino también en la importancia del análisis de datos sobre las personas para ayudar a las organizaciones a obtener insights aún mayores sobre las capacidades de la fuerza laboral a escala global. Sin embargo, las organizaciones se siguen quedando cortos en esta área, con sólo 8 por ciento reportando que tienen datos utilizables, y sólo el 9 por ciento creyendo que tienen una buena comprensión de los factores de talento que impulsan el rendimiento en este nuevo mundo del trabajo.

“Hemos comprendido que los líderes tenemos que trabajar en la cultura y el compromiso que tenemos con las empresas, porque la experiencia del colaborador repercute directamente en la productividad y en los resultados del negocio,” destacó Malek. “Es sabido que contar con un personal comprometido, con propósitos y que entienda la filosofía de la empresa, genera para ellos un sentimiento de felicidad y estabilidad y por consiguiente obtiene un nivel de productividad bastante superior, ofreciendo un beneficio bidireccional entre empleador y empleado”.

Estudio Tendencias Globales de Capital Humano para el 2017